Placer oral

“El único lugar donde puedes controlar a un hombre es en la cama. Si perpetuamente le haríamos sexo oral a los hombres, podríamos dominar el mundo” Samantha Jones, de Sex and the city.

Y Samantha sabía porque lo decía: el sexo oral es una práctica muy placentera para los hombres. Según estudios realizados a través de encuestas a hombres de diferentes edades, se supo que si tuvieran que elegir entre sexo oral y penetración para un encuentro sexual la mayoría elegiría la estimulación oral.

Y tienen sus razones, los labios y la lengua resultan ideales para una estimulación intensa pero delicada.
Las manos son importantes y necesarias, pero lo son más la boca y la lengua, que por ofrecer múltiples variantes, resultan ideales para jugar y probar. Pueden estar flexibles o rígidas, duras o blandas, firmes o tiernas, rápidas o lentas.
licor4
La humedad es clave, tu boca deberá sentirse mojada y tibia. Para garantizarte la lubricación necesaria podes tener a mano geles elaborados especialmente para estas ocasiones. Los geles comestibles aportan un estímulo extra y permiten variar la experiencia sumándole al placer asegurado de esta práctica un muy agradable y refrescante hormigueo que aporta sorpresa y humedad.

Será siempre bienvenida y agradable tu iniciativa, no esperes siempre que él te lo pida. Permite que se relaje, tu actitud y predisposición se te notan, disfruta de dar placer, a ellos les importa.

Que tu concentración no te impida echarle una que otra vez una mirada directa a los ojos. Debes estar cómoda y tranquila para que tu respiración pueda ser serena y relajada, que tus inspiraciones no arruinen tu buena intención.

No te apures, cuando sientas tensión y placer del otro lado, mantén el ritmo, constante, monótono y persistente, hasta llevarlo al máximo placer.

Comentarios

comentarios

You can`t add more product in compare